Medio siglo

Medio siglo de vida.
Medio siglo desperdiciado.
Al menos así lo ve él.
Piensa que en los últimos años tiró por la borda, a base de errores, malas decisiones y peores acciones, todo lo que le importaba, lo que le daba sentido.
Medio siglo en la basura.

20131128-101448.jpgSe mira al espejo y ve reflejado el fracaso.
Piensa que su vida acabó, solo le queda dejar pasar el tiempo.
Medio siglo caminando de error en error, de mal en peor.
Atrás quedó la mujer que llenaba su corazón.
¿Porqué? Es lo que le ocurre a perdedores como él.
¿Porqué? Suicidas del juego.
Medio siglo de vida es suficiente. Por delante solo le resta una muerte en vida. Es su decisión. Ni quiere, ni debe, ni sabe, ni puede vivir de otra forma.
Solo una frase, dicha sin darse cuenta, me hace pensar que, aún, no está todo perdido.

“Solo pretendo que mis hijos no comentan los mismo errores que yo, que tengan el conocimiento y la posibilidad de elegir otro destino”

“Pretendo” este verbo implica acción.

¿Media vida perdida? A lo mejor era necesario malgastarla, para nacer hoy más fuerte, más sabio, más honrado, más justo, más humilde… Solo a lo mejor. Todo esto me gustaría decirle, pero solo él puede darse cuenta de ello. Solo él debe descubrir que cuando estás en el suelo, ya no puedes caer más bajo. Solo él debe decidir levantarse. Solo él puede limpiarse el barro. Solo él.

Me gustaría decirle tantas cosas.
¿Cuantas personas hubiesen querido un segundo más, un minuto más, una hora más, un día más, una semana más, un mes más, un año más?

Medio siglo de vida y ¡Qué!
Medio siglo desperdiciado y ¡Qué!
Medio siglo en la basura y ¡Qué!
Medio siglo es suficiente ¡No! Un segundo, un minuto, una hora, un día, una semana, un mes, un año más, para renacer, para crear, para amar, para regalar, para ayudar, para cantar, para bailar, para reír, para luchar, para enseñar, para aprender, para hablar, para oír, para sentir, para vivir.

Le diría tantas cosas, pero solo él tiene la respuesta y la solución.

Medio siglo de vida.

Anuncios

Acerca de Santiago TO Santiago

La vida te mata y te da vida... las autopistas se convierten en veredas que obligan a sacar lo mejor de tí....
Esta entrada fue publicada en Santiago SIGUE TO Santiago y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Medio siglo

  1. Isabel dijo:

    … Y así es la vida, siempre respetando el libre albedrío y plan divino, aunque duela y mucho! Felicidades Santiago!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s