Archivo mensual: junio 2013

El cordero, el perro y el lobo (III)

… y el viejo. No podía ser, pero era cierto. El viejo bajo el árbol en el claro de la montaña. El viejo sentado avivando el fuego. El viejo. Sintió deseos de salir huyendo, sintió ganas de regresar para exigir … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El cordero, el perro y el lobo (II)

… El joven no acababa de entender la situación, no estaba seguro de que el viejo, fuese el sabio que buscaba. Lo más lógico es que se tratara de un pobre loco que le había tomado el pelo a otro … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El cordero, el perro y el lobo

Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo, en una lejana, muy lejana tierra, un hombre joven que se encontraba muy apesadumbrado, triste y perdido. Su corazón se debatía entre su sueño y su amor. Él no era una persona muy … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El milagro de Juan

Tal y como él quiso, hoy hemos esparcido las cenizas de Juan. Ayer se nos fue. Una parte en la sierra y otra parte a orillas del mar. La sierra que tanta vida le daba y el mar que tanta … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El libro mágico

Somos nuestro peor enemigo en la vida. Esto es algo que sabemos, pero somos tan sutiles a la hora de infringirnos daño, de aplicarnos el  castigo, que ni tan siguiera nos damos cuenta que hemos salidos derrotados de nuestra propia … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡Soltad amarras!

Estaba amarrada en la dársena del puerto. Aparentemente segura y resguardada del oleaje, las tormentas y los vientos. Me mecía suavemente, atracada en muelle, unida por el cabo a la seguridad de la tierra. Una tierra que jamás había pisado, … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cuando los sábados, sí eran sábados

Aquellos sábados, sí eran sábados. Sábados desde primera hora de la mañana hasta la última del día. Eran sábados sin despertador, en los que me levantaba sin necesidad de que me llamaran. Sábados en los que no se me pegaban … Seguir leyendo

Publicado en Santiago SIGUE TO Santiago | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario