San Pelayo (Etapa 18 – 13 de octubre)

El día anterior me encontré está publicidad

El día anterior me encontré está publicidad

Cada loco con su tema. Allá que seguía yo, en medio de mi familia del camino, con mi propia batalla. Unos días atrás, fue el desvío a la derecha para llegar a Saldaña, evidentemente se trataba de una trampa, el camino verdadero era recto, hacia León. Eso también os lo conté. Ahora que estaba llegando a León me encontré cerrado un albergue, llamé varias veces, pero estaba cerrado. El primero que me encontraba que no daba cama al peregrino, cobijo al caminante, ayuda al necesitado. Cada loco con su tema. Allá seguía yo con mi lucha interior, con los sentimientos encontrados, enfrentados.

Rabia, mucha rabia por el daño que, políticos sin escrúpulos, habían hecho a mis compañeros y a mí mismo.

Ira, mucha ira por el desprecio público que, políticos sin escrúpulos, seguían haciéndoles a los que seguían trabajando.

Alegría, mucha alegría por disfrutar de la experiencia del camino, algo impensable solo unos meses atrás.

Ilusión, mucha ilusión por descubrir un nuevo futuro.

Temor, mucho temor por ese nuevo futuro a descubrir.

Melancolía, mucha melancolía por lo que dejaba atrás.13-10 Leon familia 1

Optimismo, mucha optimismo por lo que llegaría a conocer.

Fuerza, mucha fuerza para seguir caminando.

Todo ello peleando, removiéndose en mis entrañas.

El Camino de Santiago es largo y duro, esto ya os lo he contado, pero realmente es así. Los peregrinos lo dan todo cada jornada, se levantan muy temprano y al “tajo”, siempre con alegría, sufriendo, pero con alegría. Saben que es la única forma de alcanzar el objetivo final.

Al final de cada jornada, tras el deber cumplido, cansados pero orgullosos, los peregrinos saben que siempre tendrán la recompensa de encontrar un albergue. Allí los hospitaleros, conscientes del esfuerzo realizado, nos suelen recibir con respeto, compresión, cariño e incluso algo para beber o comer.

13-10 san PelayoA veces, a pesar del esfuerzo, te puedes encontrar algún albergue cerrado… El peregrino no desfallece, caminamos en busca de otro donde recibir el merecido premio del descanso.

NO NOS ASUSTA ENCONTRAR UN ALBERGUE CERRADO EN EL CAMINO DE SANTIAGO!!!! Seguimos andando .

Besos desde el Camino!!!

SEE YOU…

Santiago TO Santiago. —  este albergue en concreto (foto adjunta) me lo encontré cerrado…

San Pelayo, el único albergue que encontré cerrado en mi peregrinar a Santiago. San Pelayo cerrado como una metáfora, como una broma macabra, como una anécdota hiriente, a modo de  recordatorio lapidario, para que no olvidara, donde había nacido el mal, el daño, el dolor, la rabia, la ira, la alegría, la ilusión, el temor, la melancolía, el optimismo y la fuerza que batallaban en mi ser. Que siguen batallando afortunadamente.

Hace unos días alguien me comentó – no hay derecho sin lucha- la frase lleva rondándome la cabeza desde entonces. Sigo caminando, viviendo mi vida, luchando por mis derechos, por los de mis compañeros, por la dignidad de las personas.

13-10 San Pelayo 2San Pelayo, el único albergue que encontré cerrado, pero jamás me faltó un lugar, un rincón donde dormir.

Sigue danzando en mi cabeza la frase.

No hay derecho sin lucha.

 

Nota: En negrita el texto que os escribí desde la majestuosa ciudad de León

Anuncios

Acerca de Santiago TO Santiago

La vida te mata y te da vida... las autopistas se convierten en veredas que obligan a sacar lo mejor de tí....
Esta entrada fue publicada en Caminando y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s