Why are you walking? (Etapa 8 – 3 de octubre)

¿Porqué? Diego rondaba los 77 años, menudo, bajito, con una pañuelo en la frente y una mochila que era casi más grande que él. Diego siempre estaba de muy buen humor. Recuerdo haberle visto la primera vez en Roncesvalles, cuando todavía restaban unos 750 kilómetros para llegar a Santiago. Yo, que tan solo había hecho una etapa, pensé que Diego lo tendría difícil para llegar, de hecho creí que igual solo estaba allí para caminar unos cuantos días, algo que es muy habitual, ya que no todo el mundo dispone de un mes para recorrer el camino.

Diego y yo

Diego y yo

Las etapas se iban sucediendo y cada día veía a Diego. Unas veces en el albergue, otras le adelantaba en el camino y otras tantas él me pasaba a lo largo de la etapa. Cada día nos saludábamos y de vez en cuando, intercambiamos algunas palabras. Diego, francés de nacimiento, hijo de un inmigrante español, hablaba bastante bien el castellano. Al principio, cuando me veía me decía – ¡Hola amigo!- luego nos fuimos llamándonos por nuestros nombres y finalmente, cuando me despedí de Diego en Santiago de Compostela, porqué el seguía camino a Finisterre, se despidió con un – ¡Adiós, hermano Santiago! En medio quedaron algunas conversaciones emotivas, pero sobre todo algunos ratos de camino en los que Diego me regalaba parte de su energía y buen humor.

Es evidente que las apariencias engañan, que la fuerza, la determinación, la voluntad, la ilusión, la esperanza y la alegría pueden vivir en toda su plenitud dentro del cuerpo de una persona de 77 años.

Lo curioso del caso es que un día, le pregunté el porqué de su camino, a lo que me contestó más o menos que le habían sacado algo de azúcar y colesterol en la sangre, que el doctor le recomendó que anduviera un poco todos los días. Diego se lo tomó al pié de la letra y allí estaba en el Camino de Santiago, con una mochila más grande que él, menudo, bajito, con su pañuelo en la frente, de buen humor. ¡Ah! el empezó el camino en Le Puy, es decir, unos 750 kilómetros antes que yo. Imaginaros la cara de tonto que se me quedó cuando me lo contó, yo que había pensado que Diego no aguantaría  desde Roncesvalles y terminó haciendo más del doble de distancia de la que hice.

En el fondo, caminamos porque somos caminantes, vivimos porque estamos vivos. Lo hacemos mejor o peor, con más o menos ilusión, pero caminamos, vivimos. Cada cual tiene sus razones.03-10 camino de Grañon

En el Camino te encuentras con muchas pintadas, frases de todo tipo. Las hay simpáticas, de ánimo, profundas, religiosas, absurdas, hay dibujos, grafitis, publicidad de taxis y masajes debajo de los puentes, mensajes personalizados. En mis casi 800 kilómetros de camino hubo pocas que me llamaran la atención, probablemente no eran para mi, pero otras en cambio sí.

Llegando a Grañón, tras partir de Nájera y disfrutar de Santo Domingo de la Calzada, me encontré con una frase en inglés, pintada en un canal junto a la carretera. ¿Porqué estás caminando? Hacía mucho calor, eran casi las tres de la tarde, me había quedado solo y me paré a mirarla. Imagino que cada uno de nosotros tiene sus razones, sus respuestas. Razones y respuestas que a buen seguro van cambiando a lo largo del camino, de la vida, pero todas buenas si nos hacen crecer como  personas, si nos hacen ser mejores. Incluso si eso no ocurren, es evidente que son razones que nos hacen caminar. Al final de aquella etapa, en Grañón, en su albergue parroquial, tumbando en una colchoneta en el suelo, intenté transmitir mi porqué, mi respuesta a la pregunta que me había hecho el Camino.03-10 why are yoou walking

Fue una de las muchas pintadas que te encuentras en el Camino, en cualquier sitio, de cualquier tamaño y color. Esta me la encontré hoy. Cada cual tiene una o mil razones para estar aquí, ya dije hace unos días que todas son respetable. En el fondo cada cual carga con sus razones, motivos, deseos, sueños y por supuesto con su mochila.

El motivo principal por el que estoy atravesando España, más o menos, lo conocéis. Os parecerá mentira, pero hoy, cuando estoy empezando la segunda semana, me cuesta un poco recordar que me ha traído aquí. Me es más fácil pensar que haré cuando lo termine.

El caso es que poniéndome en el peor de los escenarios, siempre creí que no tendría más de un uno por mil de posibilidades de ser incluido en el INJUSTO ERE que me ha dejado sin trabajo. Es evidente que me equivoqué de pleno. No conté que factores como el odio, la injusticia o la persecución, fueran determinantes en la elaboración de esa lista. En fin eso es historia pasada. El caso es que ese fue el desencadenante de que hoy esté en medio de La Rioja,  lugar que yo no conocía, compartiendo experiencias y una parte de mi vida con gente de todo el mundo, que hace una semana tampoco imaginaba conocer.El objetivo, la razón de este peregrinaje es básicamente el de darme distancia, sosiego, reflexión para cuando menos, poder esbozar mi futuro profesional desde la ilusión, así como llenarme, si es posible, de positividad.

¿Podría encontrar esto fuera del Camino de Santiago? En principio creo que si. Salvo aquellas personas cuya motivación fuera religiosa y de devoción al santo, el resto podríamos, creo yo, andar cualquier camino.

Este Camino, es solo un camino, con senderos, vías pecuarias, bosques, montañas, ríos y carreteras. En principio no tiene nada especial, ni esta iluminado por ángeles, ni transcurre por el cielo, ni es mágico. Es un camino que, como todos los demás, después de 20 o 30 kms te deja reventado.

03-10 piedras del caminoPero después de transitarlo durante 8 días, ya  me atrevo a asegurar que el Camino de Santiago te aporta cosas que muy pocos te puede aportar. Igual el de la Meca o el del Rocío también, pero lo digo por decir, ya que no tengo ni idea, porque no he vivido esas experiencias. Este Camino se convierte en mágico, especial y de una gran energía gracias a los peregrinos que lo han recorrido durante cientos de años. Mil historias, mil razones, mil idiomas, mil razas, mil edades, mil penalidades y un destino común, Compostela. Todo ello convierte al Camino de Santiago en un espacio donde fluye la armonía. Por supuesto que hay malas personas, aprovechados, egoístas, listillos, pícaros, pero estas personas son incapaces de anular tanto respeto, solidaridad, compenetración, equilibrio, ilusión, esfuerzo, superación y la armonía de que os hablo. Por el Camino de Santiago fluye básicamente una gran caudal de energía positiva que te envuelve el cuerpo y el espíritu llenándote de fuerza, de satisfacción.

Todo esto fluye a lo largo del Camino, pero tu y solo tu puedes cargar con tus razones, motivos, deseos, sueños y por supuesto con tu mochila.

Empiezo a aclarar cosas, esbozar opciones, a ver un futuro con nuevas ilusiones, posibilidades a pesar de las dificultades. Una de las lecciones más evidentes que te ofrece el Camino es que cada día, todos los días, te encontrarás cuestas, baches, dolor, pero también alegrías, satisfacciones. Si caminas en la dirección adecuada, cada día, todos los días estarás más cerca de la meta.

Besos,
SEE YOU!!!

Nota: En negrita la reflexión que os dejé tumbado en la colchoneta del Albergue Parroquial de Grañón

Anuncios

Acerca de Santiago TO Santiago

La vida te mata y te da vida... las autopistas se convierten en veredas que obligan a sacar lo mejor de tí....
Esta entrada fue publicada en Caminando y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Why are you walking? (Etapa 8 – 3 de octubre)

  1. Rosa dijo:

    Ahora estoy entendiendo un poco mejor la conversación que surgió en los Migueles y gracias a ella he conseguido seguir tu historia, la cual me parece que merece la pena seguirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s