La montaña de piedra (Etapa 2- 27 de septiembre de 2012 )

Igual que hay (debe haber) sueños individuales, deben haber sueños colectivos, las comunidades, los equipos, los pueblos debemos tener nuestros sueños. En tiempos de crisis es más necesaria esa conciencia colectiva que nos permita afrontar los problemas comunes con fuerza, con esperanza, con determinación, con ilusión y convencimiento.Korea Suecia Eslovenia

 

Los movimientos sociales que en los últimos años se vienen dando en todo el mundo para evitar el dominio del capital, para evitar la imposición de gobiernos autoritarios en el nombre de tal o cual dios, en la lucha contra la pobreza, el hambre, las desigualdades ponen de manifiesto que una nueva conciencia social está naciendo. El mundo es nuestro mundo y vamos camino de acabar con él y por tanto de autodestruirnos. Frente a ello miles de personas en todo el mundo están empezando a moverse, la tecnología que tanto nos ha ayudado en los últimos cien años en la aniquilación de buena parte de la humanidad, también se está erigiendo en vehículo para la solución. La nuevas tecnologías de la comunicación, las redes sociales estás sirviendo de canalización de ese nuevo pensamiento, esa nueva conciencia, ese nuevo despertar de la humanidad. El mundo es el reflejo de los que somos, de nuestra alma. El mundo puede ser nuestro infierno o nuestro paraíso.

 

Roncesvalles es tanto o más Camino que Santiago de Compostela, porque el Camino lo es todo desde el principio hasta el final. Además el espíritu que en ese pueblecito histórico de Navarra se respira es puro camino. De hecho, fue mi primer amanecer del camino, ya que mis piernas ya notaban el esfuerzo del día anterior. Me sentía como un niño, ansioso por andar, por conocer, por empaparme de todo. Andar te la opción de recuperar esencias, orígenes, pero eso lo contaré más adelante. Mis sentidos seguían con su proceso de afinamiento, de engrandecimiento, a cada paso veía más, olía más, oía más, saboreaba más, sentía más.

 

Aquí no nos ha llovido hoy. Ya se que en los “Jereles” a “espuertas”. Hoy teníamos previsto (el primo Bojan manda) salir a las siete y media, pero a las seis de la mañana apareció cantando a maitines en latín un hospitalero (eso nos ocurre en Jeré y creemos que el holandés, porque este era de allí, regresa harto de Tío Pepe). Los muy creyentes no tenerme en cuenta este comentario. El caso es que a las 6:54, con mi luz en la frente nos pusimos en marcha abandonando Roncesvalles.

La verdad es que en los primeros kilómetros iba un pelín derrotado. A ultima hora de la noche había repasado twitter y me encontré crónicas y fotos de lo que había pasado a las puertas del congreso. Me dije – ¡Qué pinto yo aquí en el Camino, mientras el país sufre, lucha, reivindica! ¡Qué hago yo aquí, mientras Juani y los niños aguantan mis “desvaríos”!

Amanecer en medio de los senderos, en los bosques y en la montaña Navarra insufla equilibrio, tranquiliza. Andar te obliga a coger un ritmo, el ritmo a acompasar la respiración , los sonidos de la naturaleza, los olores se amplifican.

Me da pena lo que nos esta ocurriendo, a donde vamos, tanto sufrimiento injusto de los españoles (en el mundo) y tanta desvergüenza y mentira política. Viendo anoche las cargas policiales frente al congreso, me reafirmo en que algo va muy mal. La pena es que los políticos consideren justo y necesario el sufrimiento del pueblo. Esto está pasando y yo con mi “Camino”. Me he sentido durante unas horas con el paso cambiado.

El Camino está señalizado, flechas, conchas y de vez en cuando unos pequeños mojones ( si, la palabra que siempre nos produjo risa en el cole cuando el profe nos la enseñó) con un azulejo con la concha de Santiago.

montañadepiedraA media mañana me fijé que encima solían tener una puñado de piedras, justo cuando Bojan se paró, cogió un guijarro y lo colocó entre las otras piedras. Le pregunté porqué lo hacia y me contestó – un hombre es como una piedra que no puede tocar el cielo, pero si juntas muchas piedras puedes hacer un montaña y acercarte a las estrellas – en ese momento entendí que el poder de mi país (del mundo) reside en las gentes. No soy comunista, ni rojo, menos azul, es más no creo en los políticos y aún así tengo amigos que lo son. Pero si queremos luchar contra las injusticias, por mucha represión que exista, nadie podrá impedir que la montaña de piedra toque el firmamento. Casi me sonrojo al escribir esto, pero es lo que he vivido…

Imaginaros intentando escribir algo después de ocho horas subiendo y bajando montañas. Es fácil entender los desvaríos de un loco.

Pero hay no acaba la historia, he cenado a las siete de la tarde en el albergue con dos norteamericanos, un sueco (pa’comérselo si me gustaran los hombres ) un brasileño y como no, mi eslovaco. Mi Bojan además cocina!!!!.

PD: gracias por los ánimos, seguimos juntos. Si se os apetece, me gustaría saber vuestros puntos de vista sobre los temas (desvaríos) que os cuento.

Besos, muchos besos a tod@s….

 

Es extraño tener que marchar tan lejos de donde surgen los problemas para encontrar respuestas, no siempre es así, pero en este caso era lo que me estaba ocurriendo. Era el segundo día que me sentía peregrino, caminaba con un destino claro, pero empezaba a descubrir que cada metro del camino, cada piedra, cada rama, cada peregrino, cada comida, cada trago de agua, cada conversación era en sí el destino, no una parte del camino, no una parte del destino, sencillamente era todo. Son sensaciones más que verdades, intuiciones más que realidades, impresiones más que dogmas. A lo largo del Camino vi en infinidad de ocasiones las “montañas de piedras”, no sé si la explicación que me dio Bojan fue lo que motivó a todos los peregrinos a colocar sus piedras, pero a mi me sirvió para reconocer, entender, que la suma de nuestros esfuerzos, la de los hombres y mujeres de este planeta, serán las que nos haga vivir en un mundo mejor. Si ya comenté que los sueños individuales  ya son de por sí difíciles de alcanzar, básicamente porque no nos atrevemos a dar un paso por conseguirlo, de los colectivos ni os cuento. No obstante hubo hombres como Buda, Jesús, Mohoma, Gandhi, Mandela, Luther King y muchos otros que si soñaron un mundo mejor, una sociedad mejor y lucharon por conseguirla.

 

Tengo claro que la mayoría de la gente, yo el primero, no tenemos la humanidad y el amor de estos personajes, pero si tenemos, debemos luchar por un mundo mejor para todos, solo somos una piedrecita pequeña, pero podemos ayudar a formar una gran montaña que toque el firmamento. Solo el intentarlo me pone de mejor humor. ¿Estar de mejor humor es ganarle un pulso a mi crisis? Sí.

Nota: En negrita aparece las impresiones que os dejé en Facebook al final de aquella etapa

Anuncios

Acerca de Santiago TO Santiago

La vida te mata y te da vida... las autopistas se convierten en veredas que obligan a sacar lo mejor de tí....
Esta entrada fue publicada en Caminando y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s